TIEMPO DEL GALVANIZADO

      No hay comentarios en TIEMPO DEL GALVANIZADO

La elevada duración de la protección que proporcionan los recubrimientos galvanizados supera la vida en servicio prevista para las instalaciones.

Pero, esto se puede hacer sin problemas y con un coste no muy elevado, debido a que los recubrimientos pueden reacondicionarse sin necesidad de emplear tratamientos caros de preparación superficial.

Las construcciones de acero galvanizado, como las líneas de electrificación de los ferrocarriles, no necesitan mantenimiento. Pero, sí lo requieren por ejemplo los recubrimientos de pintura de construcciones metálicas, ya que estos necesitan ser reacondicionados a menudo. Este último tiene mayor coste y mayor dificultad.

Varios años de experiencia en el uso del Acero Galvanizado en caliente, nos ha permitido saber con bastante exactitud la duración de la protección que proporcionan los recubrimientos galvanizados a los productos y artículos de hierro y acero.

Normalmente, se acepta que la duración de la protección que proporcionan los recubrimientos galvanizados, en un ambiente concreto, es proporcional al espesor de los mismos.

Según estos datos, un recubrimiento galvanizado con un espesor medio de 80 micras podría durar sin necesidad de mantenimiento más de 100 años en una atmósfera rural, entre 40 y 100 en atmósferas urbanas, ligeramente industriales o marítimas suaves, entre 20 y 40 años en ambientes industriales no húmedas o urbanos marítimos y entre 10 y 20 años en atmósferas industriales muy húmedas o ambientes marítimos con elevado grado de salinidad.