Galvanización procedimiento

La galvanización es un procedimiento para recubrir el hierro y el acero mediante su inmersión en un baño de zinc fundido.

Tiene como principal objetivo evitar la oxidación y corrosión que la humedad y la contaminación ambiental pueden ocasionar sobre este hierro. Esta actividad representa aproximadamente el 50% del consumo de zinc en el mundo y desde hace más de 150 años se ha ido afianzando como el procedimiento más fiable y económico de protección del hierro contra la corrosión.

Las piezas que van a ser galvanizadas se limpian de grasas y óxidos, y se introducen en un baño de zinc fundido a 450ºC, produciéndose durante la inmersión una reacción químico-metalúrgica entre el hierro y el zinc, con varias capas de aleación y una capa exterior de zinc puro.

Galesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.